CINE Y VALORES

6 A 8 AÑOS

Ponyo en el acantilado

 

Sinopsis

Sosuke, un niño de cinco años, vive en lo más alto de un acantilado que da al mar. Una mañana, mientras juega en una playa rocosa que hay bajo su casa, se encuentra con una 'pececita' de colores llamada Ponyo, con la cabeza atascada en un tarro de mermelada. Sosuke la rescata y la guarda en un cubo verde de plástico. Ponyo y Sosuke sienten una fascinación mutua. Él le dice: “No te preocupes, te protegeré y cuidaré de ti”. Sin embargo, el padre de Ponyo, Fujimoto, que en otro tiempo fue humano y ahora es un hechicero que vive en lo más profundo del océano, la obliga a regresar con él a las profundidades del mar. “¡Quiero ser humana!”, exclama Ponyo y, decidida a convertirse en una niña y regresar con Sosuke, escapa. "Ponyo en el acantilado" es una aventura mágica sobre la fuerza de la amistad y el poder de la naturaleza que traslada a la gran pantalla la particular visión del director sobre el cuento de la Sirenita.

¿Qué podemos trabajar con esta película?

La superación de las dificultades gracias al esfuerzo propio, la valentía, la confianza en uno mismo y la ayuda de los demás. El interés por conocer el mundo que nos rodea. El respeto y el cuidado del medio ambiente, sobretodo el mar y las aguas en general.
 
 
Rompe Ralph
 

Sinopsis

Durante décadas, Ralph ha vivido a la sombra de Repara-Félix Jr., el chico bueno de su videojuego. Cansado de ser el malo de la historia, Ralph decide tomar el asunto por sus propias y gigantes manos, y se lanza en un viaje a través de los distintos mundos y generaciones de videojuegos para demostrarle al mundo que él también puede ser un héroe.

¿Qué podemos trabajar con esta película?

La valentía y la autoconfianza para afrontar los retos difíciles y superar las dificultades. El ejercicio de la empatía para tener en cuenta las necesidades de los demás. El uso de la creatividad y la inventiva para buscar soluciones a los problemas que surgen en la vida. El interés por aceptar e integrar a los otros y sentirse aceptado por ello
 

¡VAYA PAVOS!