viernes, 17 de noviembre de 2017


LOBITO CAPERUCITO


     Un día en el bosque,había un lobo que iba a casa de su abuela.

       Lo llamaban Lobito Caperucito. El era diferente al resto de los lobos, y su nombre se debía a que llevaba una caperuza roja que le había hecho su abuelo. Éste era modisto y su abuela era leñadora. 
  Lobito era coqueto, siempre iba aseado y con la cola esponjosa. Siempre era amable con el resto de animales y eso hacia que su casa siempre estuviera llena de amigos.

      Un día, mientras Lobito jugaba con sus amigos en su casa, sintieron como el suelo temblaba. Descubrieron que se debía a los pasos de la manada de los lobos del bosque. Esta manada estaba liderada por una lobezna. Eran sucios, desagradables y malvados. Vivían en una cueva fría, oscura y maloliente. Eran agresivos y muy huraños con el resto de animales.
Arrasaron la casa de Lobito destrozándola y asustando a sus amigos que huyeron despavoridos. También comieron la comida con las manos. Increparon a Lobito diciéndos a una fiesta de cumpleaños en su honor.
Lobito se sintió desconcertado pero decidió hacerle caso a su abuela.
le:
-Tú no eres un lobo, los lobos son sucios, viven en cuevas y no usan cubiertos.
La manada volvió a su fría cueva con la barriga llena.

      Lobito quedó destrozado y buscó consejo en su sabia abuela. La cual le dijo:
-La manada siempre está sola, por eso se comporta así. Creo que deberías hacer que se sienta queridos. Podrías invitarlos a una fiesta de cumpleaños en su honor.
Lobito se sintió desconcertado pero decidió hacerle caso a su abuela.